LAS 4 FRASES QUE DEBES ELIMINAR DE SU VOCABULARIO CUANDO ENSEÑA SOBRE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Con motivo de la conmemoración del "Día del Respeto a la Diversidad  Cultural" cada 12 de octubre, en las aulas solemos cometer algunos errores, a la hora de hablar de los pueblos originarios.
Aunque actualmente la información está al alcance de todos sobre nuestros pueblos originarios aún se comente errores con ciertas frases, que no han podido ser radicadas de nuestro vocabulario. En esta columna conocerán las 4 frases erróneas más usadas en el lenguaje castellano.

3581_510166862377915_259931669_n

1: “Niños este año para Fiestas Patrias, nos disfrazaremos de Aymara, Mapuche o Rapa Nui”
Error: Los pueblos originarios NO se disfrazan, sino se visten. Ya que su atuendo es su ropa cotidiana claramente más útil de la que usamos hoy en día. Ejemplo el awayo es mejor que una cartera, llevas de todo y siempre te queda espacio para más cosas.
Solo hay que ponerse en el caso contrario; “Niños nos disfrazaremos a lo occidental, mañana traigan sus jeans y blusa”. Claramente no le agradaría la frase y en dos por tres estaría reclamando.
  1. “Esos indios que viven en el norte o en el sur”
Error: Recuerde que el término  “indio” fue erróneamente impuesto por los navegantes y exploradores  europeos, ya que en su pensamiento y ansias  de poder, pensaron haber llegado a la “india” y no a un nuevo continente como lo  fue en realidad. Los descendientes se les llaman por su pueblo originario; Aymara, Mapuche, Rapa Nui. Si esto no lo convence, recuerde que todos somos personas iguales.
  1. “Hoy hablaremos de las ETNIAS de Chile”
Error: Aunque en muchos textos de estudios, aún aparece el  término “etnia” no lo siga enseñando, ya que refiere más bien a un “grupo” de personas. Es sabido que muchos de los pueblos originarios, son pueblos y han llegado a ser naciones. Tienen territorio, cultura,  lengua, una organización política y social que les ha permitido permanecer en el tiempo y convivir con otros pueblos. Ni aparente a muchos países que viven en guerra o en pésima relaciones con sus vecinos. Muchos han afirmado  que el “término étnica”  esta determinado por los últimos censos en Chile, donde muestra que la población indígena   sigue decreciendo. Recordemos  que muchos “censos” fueron “genocidas estadísticos” para los pueblos originarios. Usted pregúntese: ¿algún censista le pregunto si pertenecía a los pueblos originarios?
  1. “Habían pueblos originarios en Chile”
Error: Es típico escuchar que muchos  educadores, políticos y hasta especialistas se refieren a los pueblos originarios en “un verbo pretérito”;  Habían, existieron, vivieron, comieron,  etc. Claramente están en un error. La ley indígena de Chile, reconoce a 9 pueblos y a otros los borra del mapa.  Es cierto que en muchos no hay una descendencia clara,  pero hablar de ellos como si ya no existiera no es correcto. Si quiere mostrar o enseñar sobre los pueblos originarios, no vaya al museo sino invite a la persona con más sabiduría de su comunidad,  que son los rostros vivos  de la sabiduría ancestral, conozca su gastronomía, artesanía, tejidos, oralidad. Disfrute de su conocimiento sabio. Es cierto muchos museos recrean la vida de los pueblos originarios, pero como dicen los más ancianos; ” a usted no le gustaría que su abuelita estuviera en exhibición” Aprenda del que tiene más año y se ahorrara  la entrada al museo.
Así podría seguir con más ejemplos, como el uso de ciertas palabras que se piensan que son del castellano, pero tiene origen indígena. Una lista que suma y sigue. Lo importante es radicar del lenguaje castellano estas palabras. Si se quiere pensar en un país multicultural, debemos comenzar respetando, pero en serio, a la base cultural de nuestro Chile.
Por  Carmen Clavijo Morales
Directora Medio de Comunicación y Educación Indígena Ajayu
Educadora Tradicional
Publicado en ajayularevista.com

HISTORIA DEL NIVEL INICIAL

Este video es un recorte realizado sobre el programa Pública y Gratuita del Canal Encuentro. Capítulo: "El nivel inicial: del lujo urbano al derecho social"

HAY QUE ACOSTAR A LOS NIÑOS LEYENDO UN CUENTO Y NO MIRANDO TELEVISIÓN

Docentes, bibliotecarios y profesionales vinculados con la primera infancia colmaron el salón Maestro Alfredo Bravo del Palacio Sarmiento para escuchar al pensador italiano.
El pedagogo Francesco Tonucci en la conferencia en el Ministerio de Educación de la Nación
 El artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño, de 1989, establece que los estados que la suscriben "reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes". En ese sentido, para el pedagogo y dibujante italiano Francesco Tonucci, "es jugando como el niño se desarrolla, y por eso le es reconocido como un derecho".
Y para jugar, no es necesario gastar un dineral en los juguetes más avanzados a nivel tecnológico. No. "Los buenos juguetes cuestan muy poco", explica Tonucci durante la presentación de la conferencia "Más juego, más movimiento: más infancia" que brindó ayer en el salón Maestro Alfredo Bravo del Palacio Sarmiento, invitado especialmente por la Biblioteca Nacional de Maestros (BNM), en una iniciativa compartida entre el Ministerio de Educación de la Nación y la Fundación Arcor.
"El barro es el príncipe de los juguetes –continuó Tonucci–. El barro no es nada y puede ser todo. Y a lo largo de la historia de la humanidad, ha sido un material que ha servido para hacer infinidades de cosas. Es un material riquísimo. Y en manos de los niños…" Tonucci no termina la frase y dibuja con su mano abierta un rulo en el aire. La metáfora tiene una explicación: "Un buen juguete es lo que se presta a muchos usos, con distintas condiciones sociales", agrega el pedagogo, que luego enumera y clasifica como buenos juguetes a la pelota y a la muñeca, chiches que todo niño y toda niña han tenido alguna vez y que sirven para muchas cosas.
Pero Tonucci deja para el final la referencia a otro "buen juguete": el libro. "A mí me gusta mucho pensar que algún día un padre le dará dinero a su hijo, lo llevará a una librería y le dirá: 'Elige un libro'." Ese libro, seguramente, se irá a una casa, de la mano de ese niño, esperando ser leído. Y para Tonucci ahí nace la relación que generará un nuevo lector: "Creo que lo más importante es ofrecer a los niños la experiencia de la escucha. No se puede aprender a leer bien y con gusto sin haber vivido, sin haber tenido una experiencia de gozar con la escucha de un adulto que lea al niño. Pero como no todas las familias pueden acceder a ese derecho, es obligación de la escuela hacerlo para todos los niños, de manera que todos tengan una experiencia básica fundamental para pasar a la parte técnica del aprendizaje de la lectura". Para "Frato", como lo apodan al pensador y dibujante italiano, "un niño debería empezar a leer porque desea leer; porque vivió la experiencia fascinante de la escucha de la lectura de libros que un adulto le regaló a lo largo de días y días", y considera que esto debería ser costumbre en las escuelas, con una franja horaria establecida para tal fin. "Esta es la única garantía de que en esos niños pueda surgir el deseo de aprender a leer. Una vez hecho esto, lo más importante ya estará conseguido, y después el aprendizaje instrumental de la lectura es una cosa que los niños hoy en día aprenden solos", agregó.
Además del pedagogo y dibujante  invitado, participaron de la conferencia la socióloga Cristina Diéguez, y especialistas de la Dirección de Educación Inicial del Ministerio de Educación de la Nación. La propuesta ha sido declarada de interés educativo por el Ministerio, y tuvo como eje central el derecho a jugar, buscando interpelar a los adultos sobre las genuinas oportunidades que tienen los niños y las niñas en relación con el juego y el movimiento.
Finalmente, para arrojarse a la práctica de la lectura con un niño, Tonucci recomienda "leer sin temor, sin pensar que se está perdiendo el tiempo o que se podría hacer algo de mayor importancia". Y antes de ir a la cama "acompañar a los niños a dormir leyendo un libro y no mirando la televisión, lo que constituye las bases de la lectura". Esto, siempre, con la idea de jugar con el chico, porque en términos de jugar, para Tonucci "nunca se deja de ser un niño". 
Publicado en Tiempo Argentino

OVNIS: OBJETOS VOLADORES NO IDENTIFICADOS

Invasión marciana

La publicación de Rocío Sotillos compartida en Facebook, con las  fotos del proyecto "espacio" que ha hecho en el cole de sus pequeños, fueron las fuente de inspiración para esta nota y repetir la experiencia, para Anabel Canargo  y su hijo Erik
 
Materiales Necesarios
- Platos de cartón.
- Pintura acrílica
- Recipientes semiesféricos de plástico (yo usé las tapas de unos recipientes de tomatitos, pueden ser Vasos también)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Aviso: Los documentos de esta página han sido tomados de varios sitios públicos de internet. Si alguien considera que alguno de estos no debería estar en este sitio, favor comunicármelo y este será retirado. Estos archivos deben ser tomados como consulta y sin fines comerciales, si desea tener el original de la fuente consultada, contacte la editorial o link correspondientes. Las imágenes fueron descargadas del buscador de google o son las que acompañan las publicaciones originales.

QUE CANTEN LOS NIÑOS

Seguimos despues de muchos años sin escucharlos y son tantos los que estan cantando con su lloro y penas que no escuchamos sus voces....pensemos en ellos cada dia un poco,hagamos pequeños gestos con los que tenemos al lado...todos necesitan un poco de Amor....no los dejemos de querer nunca,son inocentes expuestos ha este Mundo voraz y materialista.